Siete días en el multiverso
Siete días en el Multiverso: Episodio XIII

Nuestro comentarista poño se enfrenta a la rebelión de las máquinas... y pierde.

Una extensa disertación sobre el ocio da paso a una resumidísima lista de noticias interesantes solamente para el disertador.
09.11.2018 12:07

Continúa este espacio que debería ser exclusivamente sobre noticias poñas, pero que de a poco se ha transformado en un segundo diván, algo más económico que el primero y con los lectores como terapeutas cautivos que escuchan (leen) mis desvaríos semana a semana.

En esta oportunidad, luego de que nuestro protagonista tuviera lo más parecido a un momento deprimente (casi depresivo) durante unas 48 horas, que dificultó sus ya escasas habilidades comunicativas con el resto de los superhéroes, comenzó el proceso de entender por qué y por lo tanto qué hacer para salir de ahí.

Resulta que ese objetivo hermoso que tienen muchos que es "trabajar de lo que a uno le gusta" tiene una contracara un poco nefasta, que es "vivir para trabajar". Porque si lo que a mí me gusta hacer en mis tiempos libres es escribir y por esas casualidades del destino varias entidades han requerido mis textos, pues entonces esa actividad deja de ser parte de mis tiempos libres. No sé si se entiende, yo lo estoy empezando a entender ahora.

Cuestión que se hace necesario encontrar nuevas actividades que no estén relacionadas con la generación de activos. Ni ver series de televisión, ni escribir cuentos, ni recopilar noticias del mundo pop y el mundo ñoño mezcladas con desvaríos personales. ¡Un poco de ocio, carajo!

Así que me compré la última edición de los videojuegos de Lego basados en personajes de DC Comics, el hasta ahora entretenido Lego DC Super-Villains. Claro que el estrés que acarreo literalmente sobre mis hombros hizo que cada vez que aparecían macaquitos a dispararme, me tensionara aun más. Y de la hora que le dediqué, 40 minutos fueron de cargar, crear un personaje y ver animaciones. Pero algo es algo. Quise conseguir el de los cowboys que está todo el mundo como loco, pero el anterior. Y no está para PC.

Perdón, se me colgó la máquina, escribí un par de párrafos más, se me colgó la máquina de nuevo. Sé que escribí algo de volver a leer cómics de superhéroes y el libro Supergods de Grant Morrison, pero ya no importa. Si no me apuro, van a quedar las noticias poñas afuera, y estuve toda la semana recopilando links... en mi "tiempo de ocio".

Guardar. Abrir Gmail. Cruzar los dedos para que Gmail ande bien esta vez. No me molesta la nueva interfase del Gmail, me molesta que tarde tres minutos en abrir un mensaje.

Guardar. Por las dudas.

No tengo tiempo para títulos simpáticos.

Fede Álvarez dijo que terminó de escribir el guion de la secuela de No respires, en medio de su ajetreada agenda que incluye una secuela de Laberinto y otra de su versión de Evil Dead.

Ya se me ocurrió un título: Se cuelan. O algo así. Por las secuelas. En fin. Esta columna no va para atrás y edita, así que queda como está.

Mi opinión jugada, subjetiva y por lo tanto indiscutible: espero que Álvarez tenga algún rato de ocio o va a terminar como yo, tirándose a dormir siestas y andando desganado por la vida.

Nunca falta el DC Universe.

Sigo sin títulos buenos porque corren las agujas, corre el corazón, y las trancadas de la compu me complicaron la mañana. A propósito: guardar.

Eh, hablando del Netflix de DC, se conocieron nuevos anuncios de casting. El día en que todas estas series terminen de armarse no voy a tener de qué hablar. Mentira. Siempre encuentro de qué hablar.

En el caso de Swamp Thing, la Cosa del Pantano, el monstruo que creía ser humano hasta que llegó Alan Moore, se anunció que Will Patton (es conocido) será Avery Sunderland, empresario garca y patriarca. Mientras tanto, el mismísimo monstruo será interpretado por Derek Mears (adentro de un traje de goma o CGI). Para los flashbacks de cuando era Alec Holland (o antes de que Alec muriera y una criatura elemental creyera que era él), el rol será para Andy Bean. Su cara no me suena.

Mi opinión jugada, subjetiva y por lo tanto indiscutible: Bienvenido, Mr. Bean. Pucha, ese también servía como título. Pero hay que apurarse. Guardar.

Estoy empezando a creer que el 13 sí trae mala suerte.

Pésimo título. Ni se sabe de lo que hablará el resto del texto. Igual las noticias de esta semana son todas parecidas, chauchescas. Me hubiera comprado el número 1 de The Green Lantern con guiones de Grant Morrison y dibujos de Liam Sharp, pero:

1- sale 5 dólares y hasta que la teoría del derrame no haga llegar unos dolarcillos hasta este columnista, no da para andar invirtiendo tanto dinero.

2- ¿leyeron lo que puse al principio? Quiero leer cómics de superhéroes sin que sea un trabajo. Aunque si se derramara algo del punto 1, bueno, podría hacer el esfuerzo.

¿Y la noticia? Que Thomas Haden (el de Entre copas, si no la viste mirala, a mí me encanta aunque en realidad me encanta porque el protagonista es un escritor perdedor y por alguna extraña razón me siento empatizando con esos personajes) sería Lobster Johnson en la nueva película de Hellboy. Lobster Johnson es una suerte de héroe pulp que actuaba en los años 30, en el universo hellboyesco.

A propósito, la semana pasada compré 4 tomos con todo hellboy por 16 dólares. En formato digital, pero si tenés una buena tableta está divino.

Mi opinión jugada, subjetiva y por lo tanto indiscutible: Guardar.

¡No da el tiempo para todo lo que tengo que compartir!

Dos cortitas de Watchmen: James Wolk de Mad Men será un joven senador de Oklahoma y Jeremy Irons será (o sería) una versión veterana de Ozymandias.

Mi opinión jugada, subjetiva y por lo tanto indiscutible: fah, tengo tanto para decir, pero en cinco minutos tengo que terminar esto.

...y los demás.

El resto va a ir en pastillitas porque de verdad es tardísimo. La cadena CW va a adaptar el cómic de Vertigo Survivors' Club, si no fuera de Vertigo ni lo mencionaba. Se viene una película animada de Super Mario, que no puede ser tan horrible como la película con actores de hace mil años. Diego Luna va a ser Cassian Andor (de nuevo) en una serie del Netflix de Disney, que se llamará Disney+ (el Netflix, no la serie, paparulo). Van a adaptar Los invisibles de Grant Morrison, y yo lo meto como una pastillita al final de la columna, no tengo perdón. Guardar. Se merecía una dedicatoria más grande. Al menos voy a poner una imagen del cómic como apertura. Ah, la imagen ya estaba recortada, ni tiempo tuve de recortarla yo.

Ignacio Alcuri pensó que esta semana tendría un par de horitas para relajarse escribiendo poñeces y la computadora lo dejó aun más estresado que antes.