Contenido creado por Gerardo Carrasco
Pantallazo
Acorde en la mayor

Lenoble y cómo el actual vice de Ancap lo “salvó” de irse a la cama con una menor

Contador y docente, contó que en varias ocasiones salió con alumnas, pero siempre cuando habían dejado de serlo.

20.05.2022 15:54

Lectura: 5'

2022-05-20T15:54:00
Compartir en

Comunicador, docente, contador público y relacionista, el versátil Jorge Lenoble fue entrevistado en el programa Hacemos lo que podemos, espacio conducido por Richard Galeano en los estudios de 970 Universal.

Durante el reportaje se abordaron los asuntos más diversos, como la poco conocida relación de Lenoble con el asesino serial Pablo Goncalvez. El entrevistado dio que en a comienzo de los 90 era relacionista  del boliche England, lugar al que concurría una de las víctimas. Añadió que durante la investigación, todas la personas vinculadas el local “empezaron air para adentro, a pasarlo mal”, situación de la que él se entró tardíamente porque se había ido de viaje a España.

En cuanto a Goncálvez, lo describió como alguien “que había trabajado mucho”, colaborando con la organización de recitales en England.

“Es una persona de la que yo no puedo decir nada”, sostuvo, y agregó que enterarse de que había cometido los asesinatos “fue un shock”. A modo de anécdota recordó que en una ocasión fue a visitarlo a la cárcel, y que el criminal negó con insistencia haber cometido uno de los crímenes que se le achacaban: el asesinato de Ana Luisa Miller. Dicho asesinato se cometió el 1º de enero de 1992, y cuando la responsabilidad de Goncálves salió a la luz, circularon rumores acerca de que se estaba aprovechando sus otros asesinatos para endilgarle uno más.

“Me decía que con lo de Miller no había tenido nada que ver, estaba muy consternado”, rememoró.

Consultado acerca de sus gustos en materia femenina, no tuvo empacho en admitir que suele relacionarse con chicas jóvenes. Sin embargo, dijo que “no hay un patrón”, en ello. En ese sentido, recordó que a comienzos de siglo estuvo en una relación duradera -de cinco años- con una mujer que era 18 años mayor que él.

Sobre el mismo tema, y sonsacado por Galeano, soltó que, en su opinión “La mujer tiene que estar buena”, y que es requisito indispensable que se mayor de 18 años, pero tampoco demasiado mayor. “Puede tener 20, 21. . . hasta 25. Ya 26 no, porque ya tienen otras mañas”, dijo el profesional, quien en agosto cumplirá 49 años.

Interrogado acerca de si había salido con alumnas -es docente universitario de Contabilidad y Relaciones Laborales- respondió de forma afirmativa, aunque hizo la salvedad de que las salidas siempre se concretaban cuando esas alumnas ya habían dejado de ser tales. “Si el examen es el 18 de diciembre le pregunto ‘¿qué tenés que hacer el 19 de diciembre’”, ejemplificó risueño.

En el mismo sentido, describió una suerte de modus operandi de los tiempos en los que daba clase en la facultad, donde hacía que las alumnas se sentaran en las filas de adelante y a los alumnos varones “los mandaba a todos para el fondo”. Luego, desde la altura de los atriles, observaba el “panorama”.

“Vas mirando, haces alguna broma, y vas viendo si va para un lado o para otro. Si no tiene onda en los chistes, es que no”, explicó.

También narró una ocasión ocurrida hace cuatro años, en la que estuvo a punto de romper la norma de no involucrarse con menores. En esa ocasión buscó la opinión experta de un abogado amigo suyo, el actual vicepresidente de Ancap, Diego Durand, y le explico que “le pasaban cosas” con una adolescente de 17 años.

“Alejate, tenés todas las de perder, esperá a que cumpla 18 años”, fue el consejo del legista, acatado por Lenoble. Pese a ello, el contador y la joven se encontraron casualmente el año pasado en Punta del Este, y concretaron entonces aquello que antes no había sido posible.

En ese punto del reportaje, Galeano le preguntó abiertamente si alguna vez había sido proxeneta, asegurando que existían rumores al respecto, y que hasta se había dado el caso -debido sin duda a la curiosidad de los internautas- que la función de autocompletado de Google unía su nombre a la Operación Océano.

“Con la Operación Océano yo no tuve nada que ver”,  dijo, y expresó su convicción de que a minoridad de edad, “por la fragilidad” que implica “deber ser respetada”.

Lenoble aseguró que jamás estuvo vinculado al mundo de la prostitución y que, pese a ser una figura que suele ser asociada al mundo de la noche, lleva una vida muy alejada del estereotipo de playboy.

“Corro maratones, no me drogo, no tomo alcohol, no me gusta”, aseguró, y agregó que disfruta “viendo a los demás mamarse y drogarse”.

“Fui a una fiesta electrónica y veía cómo tomaban los pibes pastillas y cristales. Yo disfruto mucho viendo cómo esos locos disfrutan, pero nada más”, manifestó.

Finalmente, relató que actualmente se encuentra abocado a la tarea de preparar el cumpleaños de 22 de su sobrino y ahijado. Para la ocasión reservó “todas la vips de Montevideo Music Box”, y en conjunto con el agasajado están haciendo “un casting” de chicas lindas. “Yo, él y 60 chicas”, será la tónica de la fiesta, detalló Lenoble, aseverando que ese es “el tipo de cumpleaños que me hubiera gustado que me hicieran a mí a los 22”.