Pantallazo

Adios, princesa

Autopsia de Carrie Fisher: la actriz había consumido heroína, cocaína y éxtasis

La actriz de 60 años, conocida por su papel de Leia, murió el pasado 27 de diciembre en un Hospital de Los Ángeles.
19.06.2017 14:01

Carrie Fisher murió el 27 de diciembre en un hospital de Los Ángeles, cuatro días después de descomponerse en un vuelo.

El viernes pasado, una declaración del forense declaró que la actriz conocida por encarnar a la "Princesa Leia" de Star Wars habría muerto por una apnea de sueño.

Este lunes, a estas declaraciones, se sumó la propia autopsia que le realizaron. En ella, se dio que la actriz de 60 años había consumido drogas antes del episodio en el vuelo; entre ellas, heroína, cocaína y éxtasis.

Sin embargo, los expertos no pudieron determinar cómo influyó el consumo de estas sustancias en la condición posterior de Fisher.

Su hija, Billie Lourd, envío un comunicado a la revista People, explicando las circunstancias en las que murió su madre.

"Mi madre luchó contra la adicción a las drogas y las enfermedades mentales toda su vida. Finamente murió por eso. Ella fue deliberadamente transparente en todo su trabajo acerca de los estigmas sociales que rodean estas enfermedades", expresó, según consignó EFE.

Cabe destacar, que un día después de la muerte de Carrie Fisher, murió, a su vez, Debbie Reynolds, su propia madre.