Pantallazo

El secreto

HBO cuenta cómo hizo para ser el mayor ganador de Emmys de los últimos años

07.12.2017 18:05

 

Es imposible no reconocer que estamos viviendo la "Edad de Oro" de la televisión. Hoy en día, las series de televisión buscan formar ese puente entre la realidad y el arte, a través de la calidad y sustancia del contenido, y la libertad de expresión de sus creadores. En HBO, después de recibir 29 premios en la 69ª entrega de los Premios Primetime Emmys®, más que ningún otro canal o plataforma por 16ª vez consecutiva, hemos demostrado saber, nuevamente, lo que se requiere para liderar este movimiento.

Tomar riesgos:

Es esencial arriesgarse a contar historias universales, con las cuales cualquier persona de cualquier parte del mundo se pueda identificar. Se trata de encontrar los nichos o segmentos que exponen realidades integrales. Para lograr esto, HBO siempre ha buscado tomar el riesgo de presentar cosas nuevas que pudieran ser polémicas, sin llegar al sensacionalismo. La nueva serie del escritor David Simon, The Deuce, que transcurre en el centro de Nueva York a principios de los '70, y habla del nacimiento de la industria pornográfica, es el ejemplo perfecto de este tipo de historia.

Promover la voz autoral

Debemos confiar en el talento de los creadores de nuestras series. En HBO entramos al proceso de producción en blanco, porque cada historia debe ser producida a su manera, desde cero, y siempre respetando la visión del escritor. El programa de variedad Last Week Tonight with John Oliver, el cual ganó 4 Emmys, entre ellos mejor guión para un programa de variedad, demuestra lo necesario que es respetar la voz autoral, para hablar con sinceridad de temas sustanciales para el mundo. Entendemos que la esencia de nuestra programación está en la libertad de expresión plena.

Novedad de los tópicos

La valentía y libertad creativa nos ayuda a generar contenido que sea distinto a lo que se ve en otros lugares. No se trata de buscar tópicos insólitos continuamente, sino de lograr ver lo extraordinario en las historias que aparentan ser ordinarias. Big Little Lies, ganadora de 8 Emmys, la mayor cantidad de premios para una serie limitada, es el tipo de serie que logra ese encuentro entre lo común y lo excepcional. A través de su dirección, reparto, vestuario y guión, transmite la esencia genuina y tenaz de cinco mujeres, mientras que explora temáticas profundas que dejan al vidente presenciar realidades no muy lejanas.

Mentalidad de sniper: un proyecto que dé al blanco.

Por otro lado, tomar un riesgo también implica tener el ojo para reconocer las oportunidades cuando se presentan. Éste fue el caso de Game of Thrones, una apuesta financiera muy alta para HBO, pero que, a través del talento creativo de nuestros directores, escritores y demás, se convirtió en la primera serie de temática fantástica en ser reconocida por la Academia de la Televisión de Estados Unidos y la serie con más premios Emmys en la historia.

Libertad de contenido

Al no tener patrocinadores nos convertimos en dueños de nuestras ideas, lo cual nos permite mostrar cosas distintas. Los temas de nuestras series, gracias a su autenticidad, pueden ser polémicos, o no. Lo importante es que nosotros nos comprometemos a contar cada historia con franqueza. Por eso las series de HBO como Veep, ganadora de la mayor cantidad de Emmys para una serie de comedia, exponen, a través de la sátira y la exageración, temáticas importantes como la política y el poder. De esta manera nuestra programación se convierte en algo más que entretenimiento. Otro ejemplo es Sr. Ávila, serie original local protagonizada por Tony Dalton, como un hombre con doble vida, la cual ganó el primer Emmy Internacional para HBO Latin America en la categoría Mejor Programa Primetime de Habla no Inglesa.

Hay muchas más maneras de crear programas ganadores, pero lo importante es saber que no se trata de ganar. Sino de construir un espacio en donde todas las voces, pasadas y presentes, puedan ser escuchadas.